09 de diciembre de 2009 - 21:29
(5 votos)

Pedro es Pedro

El escenario iluminado y el público regocijante; el artista sobre las tablas se echaba sus propias composiciones, los parlantes se encargaban de hacer que las melodías se  extendieran por todo el recinto.



Arturo Pardo

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla

El escenario iluminado y el público regocijante; el artista sobre las tablas se echaba sus propias composiciones, los parlantes se encargaban de hacer que las melodías se  extendieran por todo el recinto.

Sobre el amplificador del bajo, un niño veía cómo el cantor se enfrentaba al público con tan buen suceso. “Esto es lo que yo quiero”, pensó, mientras sus pies se balanceaban alegremente.  

Con su progenitor como referente más cercano, Pedro Capmany tomó la guitarra desde temprana edad: lo de cantar ya lo traía de fábrica. La vena artística estaba en la familia y las ganas de triunfar con ella también; sin embargo pasaron varios acontecimientos antes de que aquel niño se enrumbara de lleno por el camino de las notas. Este año, el joven tomó la decisión de darse a conocer por sí solo, sin recurrir al repertorio de su padre que lo había acompañado hasta ahora. Al parecer la misión se está logrando.

Pedro es el segundo de tres hijos y el único que se dedica profesionalmente a la música.  Fotos por Marvin Caravaca.
“Después de la muerte de mi padre fue que empecé a ver la música un poco diferente; empecé a considerarla como una forma de vida”, dice el joven Capmany, quien hoy tiene 21 años de edad y es el segundo de tres hijos. La imagen de niño quedó atrás hace rato.

La melodía de uno se hace armonía de varios

El músico es líder de Govinda; una banda que comenzó con compañeros de un ensamble de jazz fusión. En sus primeros días todos los integrantes del proyecto eran chamacos sin camino recorrido, pero sí con un lápiz para trazar su ruta.

“Empezamos como cualquier banda, tocando covers, inclusive de mi tata. Ninguno de nosotros sabía componer”, –recuerda– pero eso era antes. Ahora esa misma agrupación tiene un sencillo en la radio, titulado El camino.

La canción no lleva ni quince días de haberse estrenado, y representa el primer lanzamiento tangible de los Govinda, o por lo menos así lo ven ellos, aunque antes ya habían promocionado una canción (Como una vez más). Los miembros actuales del grupo, además de Pedro, son Lempira Hernández (guitarra), Saúl López (bajo) y Andy Valverde (batería).

“La primera vez que escuché El camino en la radio tuve un sentimiento muy extraño. Debe ser como lo que siente un arquitecto cuando ve el edificio que construyó un tiempo después”.

A los 10 años Pedro tomó la guitarra por primera vez. En su currículo aparece la participación en un "Rock Fest".
Es momento de písar tierra firme

Pasaron muchos días antes de que el grupo del joven Capmany pudiera despejar las nubes de su norte. “Yo diría que ahora Govinda está súper consolidada. Está en su punto más alto a nivel musical y la comunicación entre los integrantes ha mejorado mucho”.

Los responsables del proyecto sienten que ya alcanzaron el amarre necesaria para grabar su primer disco, además de que las composiciones ya están suficientemente maduras para ser recogidas de la cosecha y ponerlas en canastas en el mercado.

Antes de este punto varios productores se acercaron a los músicos para ofrecerles ideas; sin embargo todos se fueron por donde vinieron con una respuesta negativa.

A Govinda no le interesaba grabar temas de Jose Capmany ni lanzar un material en carrera. Ahora sí están listos para hacerlo y el 2010 será el año en que aparezca el primer disco de este grupo. En enero del 2010 tendrán un video, dirigido por Miguel Gómez, y en febrero el álbum estaría en tiendas.

“Nos esperamos hasta este momento sin tal vez contar con el apoyo de antes. Siento que la decisión ha sido acertada”.

¿El hijo de quién?

El año que se acaba también ha deparado muchas cosas buenas para Pedro: la más importante de ellas es que ha logrado moverse a un lado de la sombra de su progenitor; también conocido como el papá del rock tico.

“Fue difícil llegar al punto en que lo tomen a uno como Pedro y no como el hijo de Jose. Ha sido todo un reto desligarme de eso. Ahora cuando hablan de mí en la prensa ponen ‘Pedro Capmany’ con una foto mía, no con una de mi tata”.

Un llamativo tatuaje en el antebrazo derecho es señal de que se cerró un ciclo y comenzó otro. Representa el día en que el músico veinteañero se comprometió a sí mismo a dedicarse a dar a conocer las canciones de Govinda; de ahí en adelante sería él solo contra el mundo: “es hora de enseñarle la música original a todos. Yo también existo y la gente tiene que saberlo”.

Capmany se ha empeñado en definir su propio perfil, para ello ha ido haciendo a un lado las composiciones de su padre en su repertorio.

A nadie le resultaría fácil sacar del repertorio épicas composiciones del cancionero tico como El barco, La historia salvaje o La Modelo; pero en algún momento hacerlo tal vez sea necesario.

“Es más fácil tocar canciones que alguien ya hizo. Aunque haya un significado con el que me siento identificado, las de mi papá siguen siendo covers para mí: yo no escribí las letras y yo participé en su creación”.

Con Govinda, Pedro ha ido haciendo a un lado las canciones de su tata y las ha suplantado por El camino y otros temas que sí salieron de su puño y letra. Aún así, todavía hay críticos que se empeñan en seguir señalando al joven artista como el que se guinda de su apellido para subirse a los escenarios.  “Creo que no me dan pelota por ser el hijo de Jose”.

“¿Y que tal si yo no hubiera llevado el apellido Capmany?”(…)

“¿Qué habría pasado si mi papá estuviera vivo?”

Las dos interrogantes anteriores han pasado por la cabeza del cantante y guitarrista en múltiples oportunidades… encontrar una respuesta no tiene mucha lógica pues no hay posibilidades de revertir la historia. Y si se pudiera, probablemente las ganas de hacer melodías no le hubieran sido ajenas a Pedro.

La meta que se está cumpliendo

Al preguntársele qué sería si no fuera músico, con mucha perspicacia y rapidez dice que “sería músico frustrado”. Antes de ser artista él ya sabía que quería serlo: ya se había visualizado así desde que balanceaba los pies sobre un amplificador; ahí ariba, donde no alcanzaba tocar el suelo con las puntas de sus zapatos.

Para este artista un tatuaje (atrás) le recuerda el fin de un ciclo y el inicio de otro, donde Govinda es la prioridad.
“Espero seguir teniendo la oportunidad de hacer esto y la inspiración de escribir las canciones. Mi pasión y mi lucha es mi música, así como lo hizo mi padre. Esto es lo que quiero seguir haciendo hasta el día que me muera”.

La consigna de Pedro es seguir transmitiéndole al público quién es realmente; independiente de si está sobre una tarima o haciendo un mandado en la pulpe. Eso mismo es lo que lo ayuda a conectarse con sus seguidores en los conciertos.

La canción El camino trata sobre una relación que tuvo un final tormentoso, pero en general sus composiciones abordan temas cotidianos con los que todos se vean reflejados. “Me he dedicado a escribir canciones para el pueblo y que la gente se identifique con ellas”. Su papá también fue maestro en lograr eso.

Capmany nunca ha dejado de recordarse lo importante que son sus escuchas: de hecho él afirma que son ellos los que lo ubican donde ellos quieran. “Si a usted el público lo quiere ver en MTV lo apoya hasta verlo ahí. Usted está donde la gente quiere que usted esté. Cuando la gente no quiere verlo ni en una foto, entonces ya está… se desapareció”.

Con sus compañeros de Govinda como socios, y especialmente Lempira –quien ha sido su mano derecha desde hace muchos años–, Pedro tiene la misión de superarse así mismo por sus propios méritos y obras. Aquel chamaquillo del principio de esta historia se bajó del ampli que le servía de asiento hace años: ahora es él quien se enfrenta al público.

“Vamos a mostrarle a los machillos que aquí en Costa Rica también se hace rock del de verdad” dice, al adelantar sus planes de viajar a Estados Unidos y a varios países centroamericanos con su música. Sí, su música.





A criterio del moderador, como en todos los sitios, los comentarios inapropiados serán borrados. Si querés firmar tus comentarios, y que nadie utilice tu nick registrate o iniciá sesión.

1 | 2009-12-11 18:50:29
Eres Bueno, Adelante     Ernesto
Calificación: 1

2 | 2009-12-11 18:53:40
Cree en ti mismo y lograras tus sueños. Nadie puede detenerte. Se humilde, sencillo y tendras exito. Ve siempre por los buenos caminos, son los mejores.Tienes "pasta" para triunfar, adelante muchacho..     Jose Luis
Calificación: 2

3 | 2009-12-11 23:07:08
Siga como hasta ahora, que no se te vayan los pies de la tierra y ante todo lucha por los sueños que tengas, y si lo logras trazate algo mas alto. LOS GOVINDA es calidad     MXXKO
Calificación: 1

4 | 2009-12-13 22:21:44
Felicidades Peter!! Que bueno está el artículo, su música es lo suficientemente fuerte para dejar su propia huella. Saludos a Lempi también.     Patiño
Calificación: 0

Karma: 18
5 | 2009-12-14 15:03:27
La sombra de Capmany :)     erojas05
Calificación: -1
PARTICIPÁ. ENVIANOS TU COMENTARIO.
Usuario :
Notificar por correo-e si hay respuestasPara recibir notificaciones registrate o iniciá sesión.
Comentario(s) :
Verifica el código:
J! Reactions 1.09.02 • General Site License
Copyright © 2006 S. A. DeCaro

miércoles, 09 de diciembre de 2009
 
© 2014. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de vueltaenu.co.cr como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@vueltaenu.co.cr
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2-247-4141. Fax: (506) 2-247-5022.
CONTÁCTENOS | ¿QUIÉNES ÉRAMOS?
.
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.