07 de mayo de 2008
(0 votos)

Qué desilusión don Óscar




David Castillo R. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla

Durante el pasado 1 de mayo esperé con mucha ilusión la rendición de cuentas del presidente de la República Óscar Arias.

Lo esperé no porque me interese la polí­tica o porque lo admire a él; lo esperé debido a que creí­a que luego de dos años de “vacas gordas”, ante una crisis como la que se avecina don Óscar nos iba hablar de medidas concretas.

La insatisfacción mí­a y la de muchos otros jóvenes con los que he conversado es que nuestro mandatario en lugar de un recuento de hechos de la primera mitad de su periodo, usó 37 minutos de discurso para hacer un diagnóstico un poco desalentador del paí­s y atribuir a la Asamblea Legislativa la responsabilidad de solucionar las necesidades.

No don Óscar, si bien es cierto que las y los legisladores tienen una cuota de responsabilidad, no se le puede atribuir todo a su gestión.

Ocupamos un presidente firme, que tomé decisiones, no uno que se vanaglorie con el descenso de la pobreza, pero cuando se acerca una crisis mundial no habla de posibles soluciones.

Acuérdese lo que usted dijo en su programa de gobierno hace tres años: “Gobernar es señalar caminos. Pero, sobre todo, es proponer metas y destinos”.

Esas metas y esos destinos los vi en los primeros dos años de su gestión, quizá por una bonanza mundial o por la recolección de frutos del pasado.

Pero hoy me desilusiona su actitud, afirmando que “nuestro paí­s no vive en una burbuja, aislado de las penas y las glorias de la humanidad”; si bien usted tiene razón al afirmar que no estamos solos, creo que sí­ somos capaces de superar una crisis, pero en conjunto, no achacando responsabilidades a otros.

Es hora de actuar don Óscar, es hora de que en época de tormenta comencemos a labrar la Costa Rica que usted y yo queremos.

Un paí­s próspero, ejemplo para la humanidad y sobre todo lleno de labriegos sencillos que no les importa arrollarse las mangas para trabajar. Como dice el lema de la Teletón “Juntos todo es posible”.


Además en Opinión - 07 de mayo de 2008:

XML|<>|penero08|<>|453|<>|19|<>|
Diario de ruta Qué desilusión don Oscar David Castillo R. Periodista Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla Durante el pasado 1 de mayo esperé con mucha ilusión la rendición de cuentas del presidente de la República Óscar Arias. Lo esperé no porque me interese la política o porque lo admire a él; lo esperé debido a que creía que luego de dos años de “vacas gordas”, ante una crisis como la que se avecina don Óscar nos iba hablar de medidas concretas. La insatisfacción mía y la de muchos otros jóvenes con los que he conversado es que nuestro mandatario en lugar de un recuento de hechos de la primera mitad de su periodo, usó 37 minutos de discurso para hacer un diagnóstico un poco desalentador del país y atribuir a la Asamblea Legislativa la responsabilidad de solucionar las necesidades. No don Óscar, si bien es cierto que las y los legisladores tienen una cuota de responsabilidad, no se le puede atribuir todo a su gestión. Ocupamos un presidente firme, que tomé decisiones, no uno que se vanaglorie con el descenso de la pobreza, pero cuando se acerca una crisis mundial no habla de posibles soluciones. Acuérdese lo que usted dijo en su programa de gobierno hace tres años: “Gobernar es señalar caminos. Pero, sobre todo, es proponer metas y destinos”. Esas metas y esos destinos los vi en los primeros dos años de su gestión, quizá por una bonanza mundial o por la recolección de frutos del pasado. Pero hoy me desilusiona su actitud, afirmando que “nuestro país no vive en una burbuja, aislado de las penas y las glorias de la humanidad”; si bien usted tiene razón al afirmar que no estamos solos, creo que sí somos capaces de superar una crisis, pero en conjunto, no achacando responsabilidades a otros. Es hora de actuar don Óscar, es hora de que en época de tormenta comencemos a labrar la Costa Rica que usted y yo queremos. Un país próspero, ejemplo para la humanidad y sobre todo lleno de labriegos sencillos que no les importa arrollarse las mangas para trabajar. Como dice el lema de la Teletón “Juntos todo es posible”.


Además en Opinión - 07 de mayo de 2008:


A criterio del moderador, como en todos los sitios, los comentarios inapropiados serán borrados. Si querés firmar tus comentarios, y que nadie utilice tu nick registrate o iniciá sesión.

1 | 2008-05-07 10:31:50
yo opino que es un Articulo muy bueno,si todas las personas pensaramos asì, las cosas serìan diferentes....     gab
Calificación: 0

Karma: 0
2 | 2008-05-07 11:30:19
Buen articulo, seria bueno que lo leyera el propio Oscar Arias y que de su opinion al respecto.     Tiky77
Calificación: 0

3 | 2008-05-07 13:14:36
Sigo notando que los periodistas continuan citando frases de musica popular para formular una opinion, que tendencia ...     Invitado
Calificación: 0

Karma: 0
4 | 2008-05-07 13:33:57
Esta bueno el articulo.... Y si ha este país le falta mucho que mejorar... pero vamos en buenos pasos... Lo que falla es en el tema boom "seguridad"     pau13
Calificación: 0
PARTICIPÁ. ENVIANOS TU COMENTARIO.
Usuario :
Notificar por correo-e si hay respuestasPara recibir notificaciones registrate o iniciá sesión.
Comentario(s) :
Verifica el código:
J! Reactions 1.09.02 • General Site License
Copyright © 2006 S. A. DeCaro

martes, 06 de mayo de 2008
 
© 2014. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de vueltaenu.co.cr como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@vueltaenu.co.cr
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2-247-4141. Fax: (506) 2-247-5022.
CONTÁCTENOS | ¿QUIÉNES ÉRAMOS?
.
Joomla! is Free Software released under the GNU/GPL License.